Apostar es humano

Apostar es humano

0

¿Apostar es algo nuevo?

Las apuestas es una de las actividades humanas con presencia más ubicua en el mundo. Apostar no es una actividad nueva, por supuesto, el componente lúdico le agrega una capa de emoción a los deportes y juegos, y lo viene haciendo desde hace siglos, pero los niveles que ha alcanzado, en popularidad y réditos, especialmente por al advenimiento de las nuevas tecnologías, son sencillamente inéditos, y los más sorprendente aún es que el techo de ganancias, para usuarios y empresas, parece no estar cerca todavía. Por eso analicemos un poco el estado actual del maravilloso mundo de las apuestas.

El estado de las apuestas en España

El sector de las apuestas deportivas en España, lleva regulado desde la entrada en vigor de la «Ley del Juego, en el año 2011. Desde el inicio de esta ley, muchas han sido las lagunas que hemos visto los profesionales del sector, que han dejado desamparado tanto a los apostantes profesionales, como al público en general, que necesita una defensa ante las grandes empresas.

La conocida como DGOJ es un mero organismo sin ninguna capacidad real de defensa del consumidor, que ni siquiera hace uso de sus competencias. Por ello, muchos jugadores, buscan apostar en casas de apuestas extranjeras, más allá de nuestras fronteras, sin moverse del salón, como lo puedes ver en casasdeapuestas-extranjeras.com

Resultado de imagen de dgoj

Un mercado en ascenso

El mercado global actual de las apuestas, sobretodo las apuestas deportivas, sigue creciendo en popularidad. De hecho, es uno de los sectores de más alto crecimiento en el mundo, ofreciendo un potencial tremendo tanto para las casas de apuestas como para los apostadores. Con la revolución digital en pleno apogeo, la industria de las apuestas sigue experimentando cambios dinámicos, expandiéndose en mercados establecidos y abriendo nuevas fronteras nunca antes exploradas. 

Al ser inconsistentes los récords que se llevan, y distintas las regulaciones dependiendo de la ubicación geográfica, es difícil estimar exactamente cuánto genera el mercado de las apuestas. No hay un recurso definitivo en el que los investigadores puedan apoyarse, variando muchísimo de nación en nación. La disparidad de los registros es demasiado grande como para poder pintar un panorama fidedigno de la cantidad de dinero que generan las apuestas. Pero, de algo estamos seguros, y no debemos subestimar esta afirmación, las ganancias son decididamente fabulosas. Los estimados más confiables dan cifras que giran alrededor de los 25 mil millones de dólares al año

Algo que no es sorpresa es que los Estados Unidos tiene el mercado que crece más rápido, si hablamos específicamente del área de apuestas deportivas. Por ejemplo, para 2009, el mercado de apuestas deportivas estaba valuado en unos 2 mil millones de dólares. Para 2016, la valuación llegaba a los 4 mil millones, y se estima un crecimiento conservador de mil millones al año. Un dato que no es para nada menor es que más del 50% de los estadounidenses han admitido apostar al menos una vez. Aunque, en cuanto a densidad de población, el mercado más grande de las apuestas deportivas sigue siendo el de Asia-Pacífico, gracias por supuesto a ser una región con 4 mil millones de habitantes.

Las apuestas deportivas actualmente abarcan el 40% del mercado de apuestas en el mundo, más que cualquier otra variedad de apuestas, incluyendo loterías, póker o cualquier otro formato. Estimaciones varias dan un crecimiento de casi 9% a las apuestas deportivas en el período 2018-2022. Y las apuestas no crecen sólo en los Estados Unidos y la región Asia-Pacífico, ya que Australia y Europa también muestran avances en sus números, si bien algo menos robustos que en los primeros dos mercados. Y por supuesto, cuando nos preguntamos qué deporte particular se lleva el grueso de las ganancias de las apuestas deportivas en el mundo, la respuesta es sencilla, nadie compite con el fútbol.   

La moderación es la clave

¿Es lícito gastar 500€ al año en ver a tu equipo en el estadio? La respuesta es sí. Siempre y cuando esos 500€ no supongan para tí un problema para las prioridades de tu vida diaria. Esto es lo que sucede con las apuestas deportivas. Siempre y cuando sea una actividad lúdica, de la que no gire alrededor nuestra vida, apostar es humano, y no debería suponer ningún tabú

 

 

    

0 comentarios

Deja un comentario