Visitantes mejor en primer lote de octavos de Champions League

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram

 

Con cuatro partidos entre martes y miércoles empezaron esta semana los partidos de ida de octavos de final de Champions League. Quizás el cartel principal se lo llevó el encuentro entre Barcelona y PSG en Camp Nou el martes. Barcelona se encontró en ventaja con un penal sobre De Jong que luego fue convertido por Messi al minuto 28.

Al minuto 32, Mbappé gambeteó en el área en un espacio reducido y puse el empate con un zurdazo implacable. Pero PSG destrabó el juego, y de hecho la serie en el segundo tiempo, porque un par de tantos más de Mbappé y un gol de cabeza Kean redondearon un 1-4 tremendo a favor de la parisinos.

También el martes, Liverpool visitó a Leipzig, aunque por cuestiones de COVID el partido no pudo disputarse en Alemania sino en Budapest. Igual que PSG, Liverpool completó el par de victorias de visitante este martes, ya que terminó ganando con goles de Salah y Mané en el segundo tiempo.

El miércoles en el Estadio do Dragao, Porto recibió a Juventus. Apenas en el segundo minuto, Taremi puso sorpresivamente en ventaja a Porto, aprovechando un error entre el volante Bentancur y el arquero Szczesny con un rebote afortunado para el club portugués. De nuevo, pero esta vez en el arranque del segundo tiempo, Porto agarró descuidada a Juventus y Marega amplió la ventaja de Porto. En el final, Fede Chiesa marcó para Juventus cambiando por completo lo que será la dinámica en la vuelta de octavos dentro de dos semanas.

Lindo duelo hubo en el Ramón Sánchez Pizjuán entre Sevilla y Borussia Dortmund para completar la primera semana de los partidos de ida de octavos de Champions League. Rápido, en siete minutos, Suso puso en ventaja a Sevilla, pero doce minutos después Dahoud igualó para Borussia, y luego el noruego Haaland volteó la papeleta a favor de Borussia en una primera hora de partido muy atractiva.

Antes del descanso, Haaland marcó el tercer gol de un Borussia que rubricaba un resultado para lo que sería una semana horrible para clubes españoles en Champions League. A seis del final el neerlandés Luuk De Jong descontó para Sevilla, dándole cierta vida a un club andaluz que pasó una mala noche.